PASOS PARA TASAR UNA MONEDA

Tasación de monedas antiguas

Pasos básicos para tasar una moneda:

Identificar la moneda. Es lo primero que se debe hacer. Para muchas de las monedas son identificables a simple vista, pero otras requieren de una correcta identificacion contando para ellos una gran colección de catálogos especializados.

Comprobar moneda. Una vez identificada, hay que observar bien la moneda para ver si presenta algún tipo de error o variante. Támbien si son monedas antiguas hay que comprobar su peso y fijarse bien en todos los detalles para asegurase de que la moneda no sea falsa, ya que existen muchas copias de monedas de plata.

Valorar la moneda. Es el paso más dificil. Valorar una moneda es determinar con certeza su calidad. En general, todos tendemos a sobreestimar nuestras monedas; pero hay que ser precisos y fijarse en todos los detalles, para determinar la calidad y el estado de conservacion de las monedas. Para ello hay que tener en cuenta: golpes, rayas superficiales,  desgaste, calidad de acuñación,  si ha sido o no limpiada, si ha estado colgada, si presenta manchas de oxidación, si tiene brillo originalo o por una limpieza, cómo está la pátina…

Poner precio a la moneda. Es el paso mas sencillo si se han hecho bien los anteriores. Se valora contemplando la oferta-demanda actual desde el punto de vista del mercado y la realidad actual de la moneda, teniendo muy presente la observación de transacciones efectuadas en comercios, subastas y los catálogos más actuales. Para ello, de nuevo hay que tener una buena colección de catálogos de subastas y catálogos convencionales de monedas.

Estos cuatro pasos no se hacen en diez minutos, y además hay que entender de numismatica y notafilia para hacerlos correctamente.

5 pesetas